top of page

fibromas blandos

Los fibromas blandos también llamados pólipos fibroepiteliales o acrocordones.

 

Son lesiones verrucosas cutáneas de tonalidad marrón claro-oscuras que se localizan en distintas zonas del cuerpo, sobre todo en áreas de roce (pecho, axilas, íngles, cuello, cintura, etc).

 

Son totalmente benignos y no contagiosos para los demás, se tratan mediante extirpación quirúrgica simple, electro/foto-exéresis o crioterapia.

 

En ocasiones después de un traumatismo o roce brusco pueden sufrir un desgarro o, incluso, el desprendimiento. A veces puede durar varios días esta molestia, sobre todo en el caso de que se sobreañada una infección focal secundaria.

bottom of page