top of page

toxina hiperhidrosis

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que supera a la que necesaria para la termorregulación normal. En los pacientes con hiperhidrosis el problema se produce cuando la sudoración se vuelve excesiva y no de forma acorde a la temperatura.

Es difícil cuantificar esta “sudoración excesiva", pero solemos tener como referencia  la afectación de manera inaceptable de la calidad de vida de quien la experimenta, en sus actividades diarias, sus relaciones sociales y personales, y en su  ámbito laboral. Este problema puede hacer incómodo cosas tan simples como dar la mano para saludar a alguien, o levantar el brazo, porque la ropa esté empapada en sudor.

La hiperhidrosis puede asociarse a la bromhidrosis (olor desagradable), provocada por los subproductos de las bacterias que colonizan las zonas  sudorosas. 

 

¿Cuáles son las zonas afectadas por hiperhidrosis?

La hipersudoración puede aparecer  en axilas, frente, palmas de las manos y plantas de los pies. Las axilas son las más afectadas (73%) seguidas de las manos (45,9%), los pies (41,1%), el cuero cabelludo (22,8 %) y las ingles (9,3 %). Aún así, este exceso de sudoración lo podemos encontrar en cualquier parte del cuerpo, incluida la cara y genitales.

-       Hiperhidrosis craneal

 -       Hiperhidrosis facial

 -       Hiperhidrosis genital

-       Hiperhidrosis axilar

-       Hiperhidrosis palmar 

-       Hiperhidrosis plantar

bottom of page